Este site utiliza cookies. Al continuar estás permitiendo su uso. Saber más.

Congreso de EE. UU. considera la posibilidad de revocar impuestos sobre apuestas

Congreso de EE. UU. considera la posibilidad de revocar impuestos sobre apuestas

El Congreso de los Estados Unidos está considerando revocar el 0,25% del impuesto sobre las apuestas.

por Academia   |   comentarios 0

El Congreso de los Estados Unidos está estudiando un nuevo proyecto de ley, a nivel federal, donde se contempla revocar el 0,25% de los impuestos a las apuestas deportivas. Este porcentaje ya se ha cobrado a través de un impuesto nacional durante décadas, y sería un gran impacto para la industria de las apuestas. Desde los años 50, se cobran impuestos en este mercado, excepto en las carreras de caballos o apuestas que son administradas por loterías en el estado.

¡Haga parte de nuestro canal en Telegram - Haciendo Clic AQUÍ!

Este proyecto es de la congresista de Nevada Dina Tutus. Hay otros nombres importantes aliados al proyecto de derogación de impuestos, como Mark Amodei y Steven Horsford, también de Nevada, además de Guy Reschenthaler, que representa a Pensilvania. Por cierto, los impuestos en el segmento de apuestas no son una nueva agenda por parte de Dina Tutus, porque el año pasado la política ya había intentado anotar en el comité, pero sin éxito.

¡Consulte todos los PARTIDOS DE HOY y sigalos en vivo!

“El impuesto sobre la renta castiga a los operadores de juegos legales y anima a los consumidores a realizar apuestas de forma ilegal. A medida que más estados reconozcan los beneficios de legalizar y regular las apuestas deportivas, la revocación del impuesto sobre la renta creará puestos de trabajo en el sur de Nevada y en todo el país. En un momento en que Las Vegas está experimentando la segunda tasa de desempleo más alta en cualquier área metropolitana importante del país, obligar a las apuestas deportivas a pagar un impuesto adicional por cada empleado dificulta la recuperación económica ". - subrayó Dina Tutus.
 
Guy Reschenthaler, un partidario del proyecto, también fue enfático sobre los impuestos: “Desafortunadamente, la industria se ve obstaculizada por un código tributario obsoleto y regulaciones estrictas que penalizan a los operadores legales y regulados, al tiempo que otorgan a las operaciones ilegales una ventaja injusta. El proyecto de ley garantizará que la industria del juego, muy afectada por los cierres obligatorios del covid-19 y la cancelación de eventos deportivos, pueda mantener empleos bien remunerados y crecimiento económico en el suroeste de Pensilvania y en todo el país ”.
 
El debate que engloba las apuestas deportivas ha sido un tema recurrente en los últimos meses en Estados Unidos. Ya se trate de la derogación de impuestos, o de la legalización y regulación del sector en algunos estados, el tema ha generado polémica y muchas discusiones, sin consenso.
 
Sin embargo, la tendencia es que este año habrá mayor flexibilidad para los estados americanos que actualmente no consideran legales las apuestas, o, al menos, para buena parte de ellas. Se cree que 12 nuevos estados estadounidenses legalizarán el mercado dentro de sus territorios, muchos de los cuales darán en el clavo a finales de este año.

Hay un gran objetivo detrás de esto: corregir el déficit presupuestario que está poniendo en problemas a muchos estados estadounidenses. La mayoría de estos territorios son pesimistas con la posibilidad de poder cumplir con los presupuestos propuestos y tendrán que apostar por soluciones nunca antes consideradas. La pandemia ha traído conmoción económica incluso a potencias mundiales, como Estados Unidos, y mercados como el de las apuestas, antes rechazados a la hora de obtener el permiso para operar en varios estados, ahora están cobrando fuerza ante la necesidad de generar ingresos.
 
Como es un tema nuevo para muchos de estos estados, existen varias dudas y temas a debatir como, por ejemplo, la tributación que se aplicará en este mercado. Nueva York incluso propuso una tasa del 50%, mientras que otros estados plantean la posibilidad de aplicar el 20%, confirmando que será un camino todavía lleno de incertidumbre, debido a las abismales diferencias de proyectos e ideas.
 
Una cosa es cierta: hay prisa en todo esto, porque como se dijo anteriormente, hay una necesidad urgente de recaudar ingresos para abastecer los presupuestos deficitarios. Incluso los estados que siempre se han opuesto a cualquier industria del juego, como Texas, están examinando las posibilidades de legalizar el mercado de las apuestas. Así, no sorprende la importancia que está generando el tema en Estados Unidos, ni en la legalización de la actividad ni en la revocación de impuestos, como sugiere la congresista por Nevada.