Este site utiliza cookies. Al continuar estás permitiendo su uso. Saber más.

¿Cuáles son las diferencias entre apostar antes del partido o en directo?

¿Cuáles son las diferencias entre apostar antes del partido o en directo?

Las apuestas previas al partido o en vivo tienen algunas diferencias considerables.

por Academia   |   comentarios 0

Cada apostante tiene sus preferencias a la hora de apostar, por lo que podemos decir que, en un análisis profesional, no hay bien ni mal, ni qué es mejor ni peor. Y eso es muy útil para las apuestas realizadas antes del directo o en directo. Es importante recordar que estamos hablando de opciones y métodos rodeados de estudios y preparación, porque lo que más vemos por ahí es una toma de decisiones totalmente amateur y sin apoyo.
 
¡Forma parte de nuestro canal en Telegram - Haciendo Clic AQUÍ!
 
Sin embargo, es muy posible señalar algunas diferencias básicas en estos dos estilos de apuestas, y depende del jugador entender dónde encajan mejor sus características. Para aquellos que no están acostumbrados a apostar, o apostar de vez en cuando, lo más común es colocar sus conjeturas antes de que ruede la bola, es decir, antes del juego. Inicia sesión en la página, analiza las probabilidades ofrecidas y pone su dinero en un equipo, esperando que después de 90 minutos su apuesta gane. No hay nada de malo en eso, siempre y cuando el análisis sea completo, de las citas (si tienen un valor positivo), así como de los equipos (y todo lo que involucra el partido).

¡Consulta todos los PARTIDOS DE HOY  y siguelos en vivo!
 

Las apuestas previas al directo ofrecen algunas ventajas, como analizar los movimientos de las cuotas con más calma y valorarlas con mayor precisión. Por lo tanto, compara con un mayor grado de precisión el valor que cree que es justo con lo que se ofrece. Aquí es donde encontramos probabilidades extrañas y podemos aprovecharlas incluso antes de que ruede la bola. Aliado a esto, es posible recopilar toda la información que rodea al partido, siendo muchas veces el diferencial para salir frente al resto de jugadores y al mercado.
 
Por el contrario, las apuestas en vivo son mucho más dinámicas y los minutos (o incluso los segundos) son suficientes para cambiar toda la escena del juego. Por lo tanto, la fijación de precios y el análisis de los valores ofrecidos no se pueden hacer con el mismo análisis cuidadoso de las apuestas previas al juego, ya que en el momento del saque inicial pueden ocurrir miles de escenarios, y de hecho esta es una de las cosas más emocionantes del fútbol.
 
Pero esto no solo puede verse como una desventaja, ya que también podemos extraer cosas buenas de ello. Por mucho que en muchos casos las probabilidades sean extremadamente volátiles, en algunos de estos momentos puede estar a tu favor. Así que tenemos estos dos casos, mira un ejemplo: incluso estudiando detenidamente todo el partido pre-live, con todos los datos estadísticos de tu lado, siguiendo el movimiento del mercado, solo una lesión en el calentamiento, un desliz de tu mejor defensor al inicio de la salida, o una polémica expulsión, para dejarlo todo.

Estamos expuestos a esto y le puede pasar a cualquier apostador. Sin embargo, como mencionamos al inicio del párrafo anterior, también podemos tener ventajas y ver las apuestas en vivo como una buena forma de operar, siendo la preferencia de muchos jugadores. Apostar con el juego rodando te da una lectura más precisa del juego, tienes el termómetro del partido, lo que te permite entrar con mayor seguridad, ya que estás viendo frente a tus ojos la dirección que está tomando el partido. Podemos aprovechar las grandes oportunidades de apuestas y sacar provecho de ellas. Además, es posible corregir las apuestas realizadas en el pre-live, incluso si antes de rodar el balón era una elección “acertada”, porque como decíamos, un partido de fútbol es muy dinámico y todo pasa.
 
Lo que sí podemos indicar es que se hace una mezcla de los dos estilos, ya que de nada sirve querer apostar en directo sin tener conocimiento del partido y de los equipos, cosas que hacemos en un pre-partido. Por lo tanto, debes estar preparado para evaluar si los eventos durante el partido están dentro del horario, para que puedas tener una idea más precisa de si los valores ofrecidos por las casas de apuestas en ese momento son justos o no.